Pensar, sentir y hacer prevención en la diversidad sexual

Ideas para las acciones de prevención de ITS en las ONGs LGTB

por Javier Sosa

En el colectivo lésbico gay trans bisexual, uno de los objetivos en prevención es qué podemos hacer para promover un cambio y lograr hábitos más saludables: estimular mejores decisiones y comportamientos. ¿Cómo lo podemos lograr?


Primero pensemos....


1.-¿Qué es lo que hace que cambiemos?


En la mayoría de los casos tenemos la información. Sabemos qué tenemos que hacer...y, sin embargo, no lo hacemos. ¿Qué es lo que falta? Es muy importante que reflexionemos sobre esta pregunta porque muchas veces hemos pensado que dar información es suficiente. Sin embargo, no lo es. ¿Qué es, entonces, lo que se necesita para lograr que haya cambios?


Propongamos cambios que se puedan realizar.


Demos consejos que puedan ser puestos en práctica.


2.- Tod@s para el mismo lado…


Tod@s sabemos cuánta influencia tiene en nosotr@s las personas con las que andamos: No nos gusta ir contra la corriente, así que optamos por hacer lo que l@s demás hacen. A la gente le resulta más fácil ser parte de un grupo que ser la/el únic@ que hace cosas diferentes. Por eso es importante encontrar grupos de influencia, de referencia.


Recordá por ejemplo cuando te dieron un consejo, y le preguntabas a un/a amig@, a tu padres...o a otras personas. En general, el apoyo de los demás es central. Lo que ellas te han dicho sirvió para confirmar o contradecir lo que escuchaste antes. Si lo que las demás personas nos dicen refuerza el consejo que ya escuchamos es más probable que nos sintamos dispuest@s a aplicarlo.


Si nos dan una información que no encuentra respaldo, lo más seguro es que dudemos de ella. Pero si otras personas piensan igual es más probable que se incorpore la nueva conducta.


Tenemos que llegar a l@s que influyen en las decisiones de las personas. Necesitamos ubicar quiénes son ellas o ellos para concientizarl@s. Hagamos campañas. Pongamos stickers, afiches, entreguemos preservativos, pasemos videos, usemos internet, repartamos volantes.


De esta forma crearemos un ambiente de aceptación de nuestra propuesta.


3.- ¿Qué pasa adentro nuestro?


Hasta ahora hemos señalado que se necesitan condiciones externas, que es importante que haya otras personas que apoyen el cambio. Pero ¿qué pasa adentro nuestro?


Hay diferentes teorías al respecto. En general podríamos decir que para que se den cambios en las personas se necesita combinar una serie de situaciones:

· Necesitamos sentir que nos puede afectar.

· Necesitamos prestarle atención al tema.

· Necesitamos estar conscientes del riesgo que corremos. Es decir, necesitamos saber las posibles consecuencias.

· Debemos saber qué es lo que podemos hacer.

· Necesitamos saber que sí hay diferentes posibilidades.

· Necesitamos sentir que estamos en la capacidad de hacerlo.


Así, a la hora de prevenir tenemos que tratar de llamar la atención sobre el tema. Si ya existe un nivel de conciencia, eso es un avance.


Tenemos que cuidar que se sepa en qué centros de salud u ONGs se da atención / orientación gratuita, confidencial y completa (por ejemplo en el caso de Vox, los horarios de cada actividad relacionada con la prevención).


Tenemos que estar bien informados sobre el tema y saber cómo hablar del mismo, es decir, saber qué términos existen, a qué refieren y utilizar palabras que incluyan a tod@s y que hablen de la realidad con coherencia, respeto y claridad. Es necesario que las personas sepan que tod@s podemos hacer algo.


No es una cuestión de la gente que se dedica a afianzar la prevención, tod@s estamos afectados y podemos hacerlo.


4.- Aprendiendo para prevenir


Acabamos de ver algunos de los aspectos que influyen en los comportamientos que tienen las personas. Ahora pensemos ¿cómo podemos ayudarl@s para que mejoren su calidad de vida? Podemos prevenirl@s. En este momento estamos reflexionando para prevenir a nuestr@s semejantes en ITS, el tema podrá cambiar en otras oportunidades, pero nuestra experiencia en prevenir y orientar a la comunidad permanecerá. Es un trabajo cultural que no se puede borrar, pero debe ser, por mínimo que sea, persistente, regular y contínuo. Acá te presentamos algunas ideas adicionales sobre cómo hacerlo.


¿Qué facilita que hagamos prevención?


Nuestro rol tiene que ver con hacer que sea fácil comprender, informarse, reflexionar y lograr mejores resultados en nuestras acciones. Esto significa que nuestro rol es ayudar y estimular la prevención. Luego, los resultados de nuestra acción son responsabilidad de los demás y de sus decisiones.


¿Estimular conductas preventivas? Presta mucha atención a esta idea.


Muchas veces pensamos que aprendemos por obligación. Eso es cierto en parte. Pero también es muy probable que esos aprendizajes sean fácilmente olvidados. Para que la gente aprenda necesita estar interesada.


· Hacelo interesante


Dales información, contenidos nuevos. No les repitas lo que ya escucharon mil veces. Sin embargo, a veces la gente puede haber escuchado repetidamente la misma cosa y parece que todavía no la terminan de entender. Lo tenemos que hacer es cambiar la forma de presentarlo o introducir ideas nuevas.


Pensá: ¿Cuál puede ser su interés en este tema? Preguntales antes qué es lo que quisieran saber. Veamos algunos consejos para prevenir a l@s demás.


· Hacelos participar


Planteales muchas preguntas. Hacé que aparezca todo lo que saben. ¡Esto ayuda a que estén más atent@s!


· Animal@s


Demostrales que ell@s te interesan como personas. Aprendete sus nombres, hablales mirándol@s a los ojos. No tengas miedo de ver qué cara ponen mientras se da la charla o taller.


A lo mejor ves que se aburren... o se duermen. En lugar de desanimarte reaccioná y hacé algo para animarl@s. Podés hacer una dinámica grupal, contar algo gracioso, modular tu voz y administrar pausas en tu discurso.


Establecé un vínculo personal. Es importante que haya una relación cercana. Que se vayan conociendo mutuamente. La amistad hace que este tipo de tareas sea más agradable. Usa dinámicas, ponelos a jugar. Tod@s podemos hacerlo.


Contales historias. En lugar de dar una información fría, presentala desde un punto de vista humano.


· Hacelo claro


No uses palabras «técnicas». Si es necesario usarlas explícalas y contextualizalas bien. Repetí la explicación. Pregúntales si les quedó claro. Asegurate: preguntales para ver cómo te responden. Confirmá que lo entendieron mediante su participación.


· Dales confianza


Crea un ambiente de confianza. Es fundamental que los y las participantes se sientan libres de hacer preguntas y plantear comentarios.


Preparate bien. A veces no queremos que l@s demás pregunten porque nos da miedo que se den cuenta que en realidad no manejamos bien el tema o tenemos dudas. Tratal@s con respeto y amabilidad. De nuevo... pensa cómo quieres que te traten / enseñen / expliquen a vos.


Esta maravillosa tarea de aprender cómo mejorar la calidad de vida de l@s demás es tarea de tod@s. Esperamos que estas ideas sean de gran utilidad para tu vida y tus acciones en prevención.



1 comentario:

Olga Lucia dijo...

Gracias por la publicacion, me ayuda bastante en mi trabajo. Me gustaria saber si hay publicaciones sobre prevencion de las ITS en lesbianas. Gracias nuevamente, saludos..

Olga Lucia