Sexa: Lenguaje no sexista

Tus comentarios son necesarios porque nos motivan y abren el canal de comunicación.



¿Qué se lee entre líneas? ¿Cuál es el mensaje? (presionar play para escuchar)




4 comentarios:

alex dijo...

Las palabras no son discriminatorias, son una tonteria.. es como decir medica, miembra.. cosas así son tonterias, de verdad, es enrocarse en chorradas.

Un beso cielo

Javier de Diversidad Sexual e Identidad dijo...

Muchas personas creen que el lenguaje tiene poca incidencia en la discriminación y en cómo organizamos nuestra visión del mundo. Quizás haya extremos que no sean un buen ejemplo. Sin embargo, es cierto que hay muchas instancias del lenguaje que resultan sexistas, afianzan el machismo y excluyen el lugar femenino, alimentando la hegemonía que a su vez impacta en la diversidad sexual por sus implicancias de género... la desvalorización de lo femenino hace que gays femeninos sean menos preferibles a gays masculinos y además todo esto refuerza la endodiscriminación LGTB, la misoginia y la homofobia internalizada y la externa. Es bueno poder plantear la relfexión. Sinceramente tu aporte es valioso porque permite abrir el debate. En este audio no se busca hablar explícitamente sino que se intenta referir a lo que subyace detrás del diálogo. El tema no gira en torno a proponer la palabra "sexa" sino en empezar a hablar de "lenguaje sexista". Gracias alex, seguí ayudándonos a repensar!

rodrigo dijo...

En principio, se deben evitar los excesos del lenguaje políticamente correcto. En México, el ex presidente Fox implantó la moda de referirse a "los mexicanos y las mexicanas" y todo ese tipo de redundancias gramaticales.
También es cierto que hay lenguaje sexista, pero ése no se da a nivel tan superficial, como en el ejemplo de los géneros, sino en otro tipo de palabras cuyas connotaciones van más allá de una cuestión gramatiacal. A veces se escucha la aberrante frase "No llores como mujer lo que no supiste ganar como hombre", recurrente en ambientes deportivos, como cuando un equipo de futbol de niños o adolescentes pierde por goleada.
Por otra parte, yo no tendría reparo en que se instituyera la costumbre de pluralizar en femenio, y así, en una reunión con personas de ambos sexos, hablar de lo bueno que es "estar todas reunidas". Curiosamente, cuando en clases de redacción se toca el tema del lenguaje políticamente correcto y, medio en broma, medio en serio planteo lo anterior, indefectiblemente hay por lo menos un muchacho que reacciona y desaprueba la idea. Significativo, ¿no?

Javier de Diversidad Sexual e Identidad dijo...

Hola rodrigo! Es cierto que muchas veces uno puede pensar en la "inflación de palabras" que puede generar un lenguaje no sexista planteado de ese modo. Lo que resulta evidente es que "algo" reclama su adecuación inclusiva. La pregunta sería: ¿cuánto tiene que ver lo femenino con la condición humana independientemente del sexo biológico? ¿En qué medida la construcción de una masculinidad normativa ha favorecido a formas de violencia que irrumpen tanto en hombres como en mujeres? Trataré de aportar en una próxima entrada algunos lineamientos para mejorar nuestro lenguaje así puedo contribuir de una manera más práctica. Gracias por tu reflexión!