Identidad Gay: Ricky Martin y la Influencia Boricua

Estamos esperando tus comentarios. Los mismos son necesarios porque nos motivan y abren el canal de comunicación.

Agradecemos a Alex su participación y colaboración en nuestro sitio web.

Por consecuencia de haber sido colonizada por países Europeos Católicos (España y Portugal) cerca del 98% de los países Latinoaméricanos mantienen sociedades con anti-valores como la misoginia y la homofóbia. Principalmente por esto, los problemas sociales son por lo general ignorados hasta que representan un problema más notorio y se hace algo al respecto cuando hay presión internacional y en la prensa.

Pero a pesar de que el progreso es lento, podemos observar que aunque los gobiernos cambien, esto no pasa necesariamente en la sociedad en general como sucede en las urbes. Las ciudades de México, Buenos Aires, Panamá, Montevideo y Brasilia son unos de los pocos ejemplos progresistas en Latinoamérica. Sin embargo, no podemos comparar los logros de cada una de ellas con otras zonas geográficas pues se localizan en un ambiente político, social y económico particular, y por ende, muy distinto a el de los demás. La diversidad cultural en esta situación no favorece los movimientos sociales, pues no hay tanta gente con la que la mayoría de los latinos nos identifiquemos, o que al menos tenga una influencia popular. Lo que me lleva mi pregunta: ¿Qué tanto impacto tuvo y mantiene el caso “Martin”?

Con arriba de 60 millones de dólares en ventas musicales a través de su carrera, es sin duda Ricky Martin el fenómeno Pop en Latinoamérica, y con alcances globales. Su trabajo humanitario le ha dado una posición alta en la filantropía. El 29 de Marzo del presente año, el ganador del Premio Grammy y Grammy Latino a través de su Twitter, después de más de diez años de especulaciones, declaró a sus fans que “se considera un hombre homosexual muy afortunado”.

A raíz de este evento, a través de blogs y demás sitios de Internet, miembros de la Comunidad Gay Latina han expresado y compartido historias de un cambio/avance en sus vidas personales, ya sea por haber “Salido del Closet” (revelado su identidad sexual) y/ó por un apertura de dialogo con familiares. En Estados Unidos, al menos, esto se expresó durante la entrevista de Ricky Martin en el Show de Oprah Winfrey, donde invitados en la audiencia expresaron dicho progreso en sus vidas.

Pocos son las figuras públicas (Políticos, Activistas, Líderes Religiosos, Celebridades, etc.) en nuestra cultura que tienen ese impacto. Y como lo mencioné anteriormente, por nuestra diversidad nos es difícil identificarnos con figuras públicas de otros países, aunque pertenezcan a la comunidad latina.

Afortunadamente, el progreso esta llegando poco a poco a nuestras comunidades. Desde la ciudad de México hasta Buenos Aires estoy seguro que el cambio que nuestra comunidad tanto espera llegará, incluso me atrevería a decir que mucho antes que en Estados Unidos, pues España tiene ya más de 5 años liderando el movimiento de igualdad, probando que incluso en la Tierra de los Reyes Católicos, hasta las Reinas de la Noche (Drag Queens) son tan iguales como cualquiera.



Aquí el resto.

2 comentarios:

rodrigo dijo...

¿Cómo medir con cierta fiabilidad el grado de aceptación o de rechazo hacia los homosexuales? Cietamente el impacto de figuras como Ricky Martin contribuye a volver este tema algo más familiar, a quitarle el peso de lo proscrito e incluso a tomarlo a la ligera.
Ciertamente está el contraste entre las grandes ciudades, algunas de las cuales comienzan a legislar en favor de nuestros derechos, y zonas provincianas o rurales donde perdura la homofobia explicita, que goza de una reputación social vergonzosa.
Otro aspecto que agrego al tema es el curioso fenómeno que advierto, por lo menos en la ciudad de México: la aceptación social es más o menos masiva, la gente de a pie expresa su punto de vista al respecto y, aun en el caso de que sea negativo, manifiesta su respeto a estilos de vida distintos. Es en otras esferas en las que se expresa una intolerancia radical, como en el clero, en la clase política o en la clase empresarial, es decir, en los círculos que dominan de una u otra forma los destinos de la sociedad.

Diversidad Afectivo Sexual e Identidad dijo...

Muy acertado. No sólo es la geografía y la cultura local general sino el grado de machismo lo que determina el nivel de homofobia. Este machismo esta en tensión constante con los movimientos locales de mujeres que buscan reivindicar su lugar y resistir la violencia simbólica y material contra ellas. Idudablemente, figuras como la de Ricky Martin colaboran al constituir referentes positivos para la construcción de sexualidades libres. La manera en la que salió del closet es, efectivamente, un desafío para aquellas personas que desean hacerlo y también para las sociedades homofóbicas que buscan impedirlo. Gracias por compartir rodrigo!